Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Las puertas automáticas surgieron para proporcionarnos una gran cantidad de ventajas. Estas nos permiten ahorrar energía y mantener estable la temperatura en el interior del local comercial, pero también para facilitarnos enormemente las cosas al no tener que abrir la puerta de manera manual. Por ejemplo, cuando vamos a meter el coche en el garaje o cuando un cliente viene a visitar nuestro negocio. Hay muchos tipos de puertas automáticas distintas y ocurre lo mismo también con los motores. Dependiendo del sistema que elijas, la puerta funcionará de una forma u otra. En este artículo te explicamos cuáles son los diferentes tipos de motores para puertas automáticas. ¡Sigue leyendo para saber más!

Tipos de motores para puertas batientes

Las puertas batientes son una de las más utilizadas en los negocios y centros comerciales. Como es obvio, estas emplean un tipo de motor específico muy diferente al que pueden utilizar, por ejemplo, las puertas correderas o las puertas de garaje —aunque todas ellas funcionan con sistemas automatizados—. Además, en función del uso o las necesidades de cada instalación, el motor para puerta batiente puede cambiar, ya que no en todos los casos funcionan de la misma manera, tal como puede observar en el portal especializado en automatismos y puertas automáticas Metalblinds.es. Los automatismos, independientemente del tipo de puerta que sea, varían dependiendo del voltaje que pueden proporcionar, de si están pensados para un uso intensivo o peatonal, del peso de las hojas que son capaces de soportar, de la instalación, de si son hidráulicos (sumergidos en baño de grasa) o electromecánicos y de las diferentes configuraciones que nos ofrecen, entre otras. Estos son los principales motores para puertas batientes:

Motores para puertas batientes electromecánicos

Los motores de puertas electromecánicos se caracterizan por contar con un motor eléctrico y un tornillo sinfín. Este hace avanzar o retroceder al pistón o al mecanismo de arrastre. Por supuesto, los podemos encontrar con distintos voltajes y potencias, así como longitudes. Dependiendo de ello es posible que se necesite un condensador de arranque o no —todo depende de si son de corriente continua o alterna—. Estos motores no requieren mantenimiento.

Motores para puertas batientes electromecánicos articulados

Al hablar de motores de puertas electromecánicos y articulados nos encontramos con un tipo de aparato eléctrico con engranajes y un brazo articulado. Son conocidos también como motores de brazo para puerta. Estos están limitados, por lo general, a puertas de un máximo de 2,5 metros, por lo que son recomendados para espacios reducidos —como un pequeño negocio—. Al igual que los anteriores, están disponibles en diferentes potencias y voltajes.

Motores para puertas batientes hidráulicos (oleodinámicos)

Estos tipos de motores para puertas automáticas se caracterizan por contar con una bomba hidráulica y un pistón, y porque su funcionamiento se debe al bombeo de aceite hidráulico —es de esta forma como se produce la fuerza sobre el pistón—. Así mismo, este aceite funciona también como líquido refrigerante, por lo que puede ser empleado de manera intensiva en parkings, así como en grandes comunidades, hoteles… Los motores batientes con mayor potencia del mercado siempre son los hidráulicos.

Motores para puertas batientes soterrados

Y, por último, concluyendo la clasificación de los tipos de motores para puertas batientes, nos encontramos con los motores soterrados. La motorización de la puerta, en este caso, se consigue con unos motores que van ocultos bajo el suelo. Los mismos accionan la puerta a través de un anclaje vinculado al movimiento de los engranajes y pueden trabajar con hasta 3,5 metros de hoja —dependiendo del modelo, claro está—. Se trata de motores de puertas abatibles que requieren de una instalación de obra y que están disponibles en varios modelos: con lubricación por grasa (sin mantenimiento) y con engranajes sumergidos en aceite (con mantenimiento). Estos últimos ofrecen una mayor potencia y resistencia.

Tipos de motores para puertas correderas

Los motores para puertas correderas son más sencillos que el resto, es por esta razón por la cual no necesitan mucho mantenimiento. Se trata de motores más simples debido a la naturaleza de la puerta. Estos, a su vez, pueden ser de varios tipos dependiendo del funcionamiento. Nos encontramos con los siguientes modelos:

Motor de piñón basculante para puerta corredera

En realidad, se trata de un motor electromecánico que podemos encontrar en diferentes modelos. Dependiendo de la potencia que ofrecen pueden accionar puertas con mayor o menor peso.

Motor de correa para puerta corredera

Sirven para automatizar puertas y cancelas correderas de uso residencial, así como parking, garages, cocheras…

Motor electromagnético para puerta corredera

Permiten automatizar la puerta de manera sencilla y económica. Son duraderos y, por lo general, están hechos de metal de gran calidad. Estos dan la posibilidad de accionar puertas de diferente tamaño y peso, proporcionando una apertura privada, de hotel, de entrada alemana… La velocidad de trabajo puede variar así mismo entre los diferentes modelos existentes.

Motor monofásico para puerta corredera

El motor monofásico es una máquina rotativa alimentada eléctricamente y capaz de transformar la energía eléctrica en mecánica. La diferencia, en comparación con el resto, es que funcionan con una fuente de potencia monofásica. Estos motores también varían unos de otros en función de las características específicas del producto.

Tipos de motores para puertas de garaje

Los motores o automatismos para puertas de garaje pueden clasificarse de diferente forma en función de varios aspectos, como es el modelo de la puerta, la ubicación de la instalación o el accionamiento. Si nos centramos en el accionamiento, que suele ser la clasificación más habitual en este caso —ya que se basa en el funcionamiento del dispositivo—, nos encontramos con los siguientes motores para puerta de garaje.

Motor puerta garaje por correa

La motorización de la puerta de garaje con un motor por correas es una de las más populares. Su funcionamiento se basa en la utilización de una correa de goma resistente y de gran calidad gracias a la cual es posible poner en marcha el mecanismo. Este tipo de motor es uno de los más recomendados para las viviendas familiares.

Motor puerta garaje mediante cadena

Estos tipos de motores para puertas de garaje están dirigidos para los garajes de comunidades de vecinos, principalmente. Los mismos funcionan con un sistema de cadenas y ruedas dentadas igual de confiables que los anteriores. No son tan silenciosos como el resto, pero proporcionan una gran durabilidad.

Motor puerta garaje con accionamiento directo

Los motores para puertas de garaje con accionamiento directo no poseen ni cadenas ni cinturón. Al contrario que los dos anteriores, el accionamiento directo conduce a los resortes de tensión y se utilizan en puertas enrollables o seccionales.

Motores hidráulicos para puertas basculantes

Un motor hidráulico para puertas basculantes permite abrir y cerrar puertas de garaje con una o dos hojas basculantes.  Además, proporciona un sistema de amortiguación de apertura y cierre.