Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

El mantenimiento de la piscina es extremadamente importante si queremos asegurarnos de que el agua en la que nos bañamos es completamente segura para nuestra salud. Esto significa que, aunque utilicemos agua potable para el baño, esta contiene materia orgánica y minerales y, además, hay que sumarle que, por estar expuesta constantemente, esta se llena de insectos, hojas y residuos que introducimos nosotros mismos al bañarnos, como la crema solar o nuestro propio sudor, etcétera.

Por todo esto, en el agua se genera una mezcla de materia química, materia orgánica y otras suciedades que terminan no solo en turbando el agua, sino convirtiéndola en un entorno perfecto donde las algas y los microorganismos pueden crear vida. Es precisamente por este motivo que las depuradoras para piscina resultan ser un elemento esencial en todas las piscinas, pues son estás precisamente las que mantienen el agua en los estándares de calidad correctos y nos permiten darnos baños con una higiene apropiada.

Sin embargo, comprar una depuradora de piscina puede resultar complejo, sí no tenemos claro cómo funciona o qué tipos de depuradora para piscina existen, por lo que en este artículo venimos precisamente a contarte ambas cosas para que tomes una decisión adecuada y puedas comprar la mejor depuradora para piscina.

¿Cómo funcionan las depuradoras de piscina?

Como bien hemos explicado antes, las depuradoras sirven precisamente para filtrar el agua y purificarla, de modo que los baños sean saludables. Es precisamente por este motivo que la depuradora pasa por un sistema de filtración de agua que ayuda a separar toda la suciedad y las partículas para que el agua que se quede en la piscina sea cristalina y esté libre de microorganismos.

Para entender bien el funcionamiento de una depuradora tenemos que conocer también qué partes tiene una depuradora, puesto que esto influirá directamente en el ciclo de depuración. Hablamos de que el skimmer es el elemento más visible y también uno de los más importantes, ya que es el que atrapa las impurezas, los insectos, las hojas y el resto de elementos que flotan en el agua de la piscina. El sumidero, por otro lado, aspira el agua y la envía al circuito de depuración.

Las válvulas de aspiración son las que permiten o cierran el paso del agua y esto es lo que ayuda a escoger si se limpia el fondo, la superficie o los dos a la vez. La bomba depuradora piscina es sin duda la parte más significativa, ya que es la que succiona el agua y la que conduce el agua hasta el circuito de aspiración, y es aquí donde se filtran los materiales de mayor volumen. Seguimos con la válvula de seis o la válvula selectora que se puede poner en distintas posiciones, como la de filtración, lavado, enjuague, circulación, desagüe o cerrado, dependiendo de que queramos hacer.

Lo siguiente será el filtro de la depuradora, que, como puedes imaginar, es lo que mantiene el agua limpia de impurezas y, para acabar, nos encontramos con el cuadro eléctrico, donde podemos encender y apagar este sistema, y la llave de retorno y de llenado, que es la que nos da paso a cortar el agua antes de que esta se dirija hacia la bomba y el filtro.

Depuradora de piscina con filtros de cartucho

Ahora bien, si atendemos al funcionamiento como tal, tenemos que distinguir que existen dos tipos, la depuradora de piscina con filtros de cartucho o la que cuenta con filtros de arena. Para esta primera opción tenemos que entender que el funcionamiento está especialmente diseñado para todas las piscinas de tamaño pequeño o incluso para las desmontables.

Esto se debe principalmente a que tienen una capacidad de limpieza bastante menor que la de los filtros de arena, puesto que trata generalmente volúmenes más pequeños.

Depuradora de piscina con filtros de arena

Por otro lado, los filtros de arena tienen una capacidad de limpieza bastante superior a los de cartucho y por ello también nos permite tratar mayores cantidades de agua. Cuentan con un depósito que contiene la arena en el filtro. El funcionamiento es simple, ya que cuando el agua accede a este filtro por la parte superior del tanque, atraviesa la arena y esta se encarga de atrapar todas las partículas de suciedad que encuentre en su camino.

El siguiente paso será simplemente el del drenaje, que se realiza mediante los conectores de la parte inferior, que son los que devuelven de nuevo el agua hacia el circuito principal para que regrese a la piscina.

Tipos de depuradoras de piscina

Como bien puedes imaginarte, podemos diferenciar entre varios modelos de depuradoras de piscinas, cada una de ellas funciona mediante unos sistemas diferentes y también son aptas para distintos tipos de piscinas, por lo que habrá que escoger siempre pensando en qué tipo de filtración queremos o qué tipo de piscina tenemos para escoger el mejor tipo de depuradora.

De esta forma, generalmente, hablamos de tres tipos principales de depuradoras de piscina que nos ayudan limpiar el agua de estas impurezas y restos de suciedad y que son las que comentamos:

  • Depuradoras de ionización cobre-plata. Como su propio nombre indica, el sistema principal que utilizan para filtrar el agua es la ionización, puesto que este ayuda a potenciar el rendimiento de los filtros y nos ayuda a obtener una piscina limpia con un agua muy transparente. Suele ser la más recomendada para todas las piscinas que, por cualquier motivo, sufren de problemas de algas, o que suelen tirar a un agua más verdosa. De la misma forma, también debe comprarse en los casos en los que el agua se ensucia y se enturbia con más facilidad, ya que tienen una función de filtración muy potente.
  • Depuradoras de hipoclorito o dicloro. Este segundo tipo es el más habitual, puesto que hace uso del hipoclorito sódico para limpiar el agua y reducir los niveles de cloro de una forma efectiva y natural. Son las más utilizadas, en especial por las personas que tienen una piscina en una zona verde y que, por lo tanto, están rodeadas de césped, árboles y otros elementos naturales. Esto es porque el tipo de filtración está más enfocado a lidiar con la suciedad relacionada con este ámbito.
  • Depuradoras de dosificación automática. Este tercer tipo, como indica su propio nombre, funciona de una manera automática y, en consecuencia, se encargan ellas mismas de introducir cloro y el regulador de pH al agua a través de las bombas, de modo que los niveles de la piscina siempre sean los adecuados para el baño. Aunque somos nosotros los que tenemos que añadir estas cantidades exactas a la depuradora, ella misma se encarga de distribuirla para filtrar el agua de forma autónoma. 

¿Cómo elegir la mejor depuradora?

Una de las preguntas más habituales que se plantean todas las personas que necesitan comprar una depuradora para la piscina es la de cómo escoger la depuradora correcta y cómo utilizarla. Como bien sabrás, estas depuradoras deben de funcionar alrededor de 6 u 8 horas al día para que el agua quede limpia y filtrada de las impurezas, y también para que los productos químicos que utilizamos puedan ser transferidos a través de este sistema.

De esta manera, uno de los aspectos principales en los que debemos de fijarnos siempre es el filtro de la piscina, puesto que es posible hallar materiales filtrantes diferentes en función al volumen del agua de nuestra piscina. Existen filtros de vidrio, de fibalon, de diatomeas, de zeolitas o de arena y este último suele ser el más habitual. Sin embargo, es importante observar que la depuradora que compramos acepte este tipo de material para el filtro, ya que esto será determinante para que podamos utilizarlo o no.

El motor es otro de los elementos que también determinarán la elección de la depuradora, puesto que tendremos que escoger uno que se adapte a la cantidad de agua de nuestra piscina y, sobre todo, a la instalación para que nos aseguremos de que funciona correctamente en su paso por la depuradora. De tal forma, habrá que tener en cuenta en todo momento la capacidad de la piscina para escoger un motor que sea capaz de filtrar y depurar el agua de forma adecuada.

Finalmente, el tercer elemento que tenemos que considerar a la hora de comprar una depuradora es el tipo de producto químico que vamos a utilizar para limpiar la piscina. Como puedes imaginar, esto está directamente relacionado tanto con el motor como con el tipo de filtro que hayamos elegido. Aunque, por norma general, la mayoría de personas utilizan el cloro, también podemos usar el ozono que se está volviendo cada vez más común. El ozono funciona también a modo de floculante y antialgas y además es menos irritativo. Aun así, tenemos que asegurarnos de que la depuradora que escojamos es compatible con este tipo de elemento químico para que podamos utilizarlos conjuntamente.