Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Cada vez son más las familias que apuestan por instalar un buen home cinema en casa para poder disfrutar al máximo de sus películas y series favoritas. Al fin y al cabo, los hábitos de consumo están cambiando con fuerza gracias al streaming. Eso hace que cada vez se vaya menos al cine y se vean más películas en casa. Pero sin lugar a dudas, con la ayuda de un buen home cinema la experiencia será mucho más positiva.

Cómo montar un home cinema en casa

Actualmente podemos encontrar una amplia variedad de home cinema entre los que elegir, pero no todos se van a adaptar a nuestras necesidades. Para tener una buena experiencia de compra, te recomendamos visitar el catálogo de Home Cinema de Zococity.es. En el mismo podrás encontrar una amplia variedad de opciones a muy buenos precios. Y si tienes dudas de qué opción realmente se adapta a tus necesidades, te recomendamos ponerte en contacto con el servicio de atención al cliente de Zococity. Resolverán tus dudas sin ningún tipo de compromiso.

Una vez que tengas el home cinema en casa será el momento de poner en práctica la guía de instalación del home cinema para que la experiencia sea la esperada.

1- Colocación del receptor AV

El primer paso será colocar el receptor AV. Como bien sabrás, es la central del sistema, por lo que es importante colocarlo correctamente para poder obtener un buen resultado.

Normalmente suelen ocupar bastante espacio y suelen soltar bastante calor para poder realizar su actividad. Siempre deberás colocarlo en un sitio de fácil acceso y que a su vez tenga una buena ventilación. Si el calor se concentra, el receptor sufrirá y en consecuencia la vida útil será muy pequeña.

2- Colocación de los altavoces

La segunda parte de la instalación. Para poder disfrutar de una buena experiencia de sonido es importante que los altavoces se coloquen correctamente.

  • Altavoces frontales: un home cinema 5.1 de calidad siempre cuenta con tres altavoces frontales. Son los que más se usan, por ese motivo siempre deben colocarse en el lugar adecuado. El altavoz central reproducirá las voces principales y tienes que ponerlo lo más cerca del televisor. Siempre debe estar al frente. Los altavoces laterales se deben colocar a los lados del televisor. Los expertos recomiendan ponerlos en un ángulo de hasta 45º. Los tres altavoces siempre que sea posible deberían estar a la misma altura para crear una buena experiencia de sonido.
  • Altavoces surround: son los que se encargan de reproducir los efectos sonoros y las voces secundarias. Estos altavoces se deben colocar en un ángulo de 90 a 100 grados dentro de una esfera imaginaria. También es importante ponerlos a medio metro de altura sobre nuestras cabezas para sacarle más calidad al sonido que reproducen.
  • Subwoofer: es el encargado de emitir los sonidos de baja frecuencia y los graves que de otra manera no se podrían reproducir. Se recomienda colocarlo cerca del televisor, pero no siempre es posible por el diseño del mueble. Es importante no ponerlo en la columna o cerca de las paredes para evitar que parte de la calidad del sonido se pierda. Algunas personas optan por ponerlo en una pared lateral, en la parte trasera del espectador y la experiencia también es positiva.

Consejos básicos

Como nos comentan los expertos en home cinema de Zococity, es importante comprar un buen home cinema, pero también instalarlo correctamente. Por ese motivo, pasamos a mostrarte algunos consejos con los cuales te será más fácil sacarle partido.

  • HDMI: para conseguir una buena comunicación es fundamental usar un HDMI de calidad. Ya que hemos invertido dinero en un buen equipo, no tenemos que ahorrar un par de euros en un mal cable. Apuesta por un cable de calidad para tener la certeza de que la experiencia del sonido será la adecuada.
  • Altavoces: es fundamental hacer un pequeño estudio de la estancia donde vamos a situar el home cinema para ver el mejor lugar para los diferentes altavoces del equipo de home cinema. Una buena distribución siempre ayudará a conseguir que la calidad de sonido sea la adecuada.
  • Potencia: cuando vamos a comprar un home cinema, no tenemos por qué adquirir el modelo más caro porque tiene la máxima potencia. Siempre tenemos que comprar uno que se adapte a nuestra sala. Si vamos a ponerlo en un salón pequeño, con uno de potencia media será más que suficiente.
  • Tecnología: siempre que puedas, tendrás que comprar un modelo que cuente con diferentes tipos de tecnología para que la experiencia de sonido sea la adecuada. Si además lo puedes controlar todo con el mando a distancia o incluso el móvil, mucho mejor. Es importante que sea fácil de usar.
  • Marca: para disfrutar de una buena experiencia te recomendamos optar por un modelo que haya sido fabricado por una buena marca. Así podrás tener la certeza de obtener un buen resultado y en consecuencia disfrutar de tus películas y series favoritas al máximo.
  • Inalámbrico o cableado: dependiendo de tus necesidades deberás optar por un modelo que cuente con cables o sea inalámbrico. Si realmente quieres disfrutar de la mejor experiencia, te recomendamos el modelo con cable. Los inalámbricos son más limitados en cuanto a calidad. A cambio, la instalación del modelo inalámbrico será más fácil.

¿Cuál es el espacio mínimo para un home cinema 5.1?

Realmente no podemos ofrecerte medidas mínimas para poder disfrutar de las ventajas de un buen home cinema porque realmente no hay un tamaño mínimo recomendado.

Por ejemplo, un equipo de home cinema 5.1 te dará muy buenos resultados cuando la habitación tenga un tamaño de 20 a 30 metros cuadrados. En caso de que la estancia sea superior, puede ser una buena opción apostar por un equipo superior, es decir un home cinema 7.1.

En cuanto a tamaño mínimo no hay nada escrito. Si tienes un salón muy pequeño, entonces con un equipo sencillo y de potencia media será suficiente. En cambio, cuanto más grande sea el salón, el home cinema deberá ser más potente y con más altavoces. Lo importante es adaptarse al espacio disponible para tener la certeza de que realmente vamos a vivir una buena experiencia.