Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Mantener limpio el cuarto de baño es crucial para que la higiene en el hogar sea correcta y nuestra salud no se vea perjudicada. Esta zona de la casa es precisamente la que empleamos para asearnos y, por la humedad que se acumula en ella, es especialmente sensible.

Las gomas de la mampara son partes muy delicadas porque están en contacto directo con el agua, los jabones y los restos de suciedad, y por su ubicación pueden tender a acumular residuos. Se trata de un material que no es muy resistente, así que hay que tener cierto cuidado en la limpieza para no dañarlo.

Lo ideal es utilizar remedios naturales para dejar las gomas impolutas sin arruinarlas, pero, ¿cuáles son efectivos?, ¿qué pasos debes seguir? A continuación, te lo explicamos todo.

Limpiar las gomas de la mampara sin aplicar productos agresivos

Las gomas de la mampara son muy diferentes a otros materiales como el vidrio o el mármol. Estas resultan más endebles y, en contacto con la humedad y la suciedad, pueden pudrirse si no nos preocupamos de mantenerlas en buen estado y limpiarlas de la forma adecuada.

Los productos que resultan muy agresivos como el amoníaco, la lejía o los limpiadores químicos pueden ser abrasivos en el contacto con este material y causar daños en él. Por este motivo, los remedios naturales son las mejores opciones que encontraremos para lavarlo. De lo contrario, veremos cómo se va volviendo amarillenta con el paso del tiempo o se corroe.

Hay ciertas fórmulas sencillas que nos permiten asearla bien sin riesgos. Una de las más efectivas es la mezcla de vinagre y limón, pues son muy buenos para desincrustar la suciedad y no llevan agentes químicos. Además, son desinfectantes naturales y ayudan a mantener a las bacterias alejadas de la superficie. Puedes conocer más detalles sobre la limpieza de las gomas con estos productos aquí: curiococinas.com/como-limpiar-gomas-de-la-mampara/

Remedios naturales que sirven para limpiar las mamparas del baño

En las mamparas en general se acumula suciedad y también cal, un elemento viene en el agua que empleamos para ducharnos. Hay determinados remedios naturales que podemos usar sin riesgos y sin dañar las superficies que esta nos presenta, lo que incluye la parte de las gomas. Son los siguientes:

  • Vinagre. El vinagre es uno de los productos de cocina más interesantes para limpiar, aunque por suerte ya lo venden específico para este fin. Es totalmente natural, ecológico, no daña los materiales y se hace especialmente efectivo para desincrustar los cúmulos de suciedad. También es muy económico en comparación con los productos específicos para lavar el mobiliario.
  • Limón. El limón es un desinfectante y desengrasante natural capaz de hacer maravillas en el baño o en la cocina. Se emplea exprimiendo su jugo y mezclándolo con agua o también con vinagre para obtener un producto de limpieza completo.
  • Bicarbonato de socio. El bicarbonato de sodio también es común en las despensas de las cocinas Con él no solo se retira la suciedad de las mamparas, también nos ayuda a acabar con la cal acumulada.
  • Alcohol. El alcohol va a ser especialmente efectivo en las mamparas que están fabricadas con plástico. Como sabrás, es otro producto que tiene propiedades altamente desinfectantes.

¿Cómo limpiar las gomas de las mamparas con productos caseros?

Contando con los productos caseros adecuados, es muy sencillo limpiar la mampara de la ducha al completo y también las delicadas gomas. Te mostramos cómo hacerlo en diferentes casos.

Limpieza de mampara y gomas

Una de las mejores fórmulas es mezclar vinagre blanco, agua y limón. Con esta solución se puede limpiar la mampara al completo y también las gomas sin ningún riesgo. Como la goma está en una situación más complicada y es fina, se aconseja emplear un cepillo de dientes viejo para rascar y retirar toda la porquería que puede estar incrustada en ella. Por el contrario, para el resto de la mampara es mucho más adecuado emplear un paño o una esponja suave.

Limpieza de gomas amarillentas

Las gomas de las mamparas se pueden volver amarillentas por diferentes motivos, simplemente por el desgaste del tiempo o la exposición al sol en algunos casos. Lo más importante en esta circunstancia es no pensar que usando productos fuertes vamos a mejorar la situación, pues lo que haremos será estropearla más. Lo recomendado es emplear de nuevo vinagre mezclado con agua y un cepillo muy suave, recorriendo con él la superficie de la goma de principio a fin.

Limpieza de gomas negras

¿La goma de la mampara tiene algunas partes que se han puesto negras? Aunque es algo especialmente desagradable, lo cierto es que entra dentro de lo normal. La causa es que este material, en constante contacto con la humedad y la suciedad, puede abrir paso a la llegada del moho. Para quitarlo hay que hacer una limpieza normal como la que hemos mencionado previamente y subir un poco la intensidad aplicando unas gotas de alcohol. Este ingrediente puede ser clave para acabar con este aspecto que deja el moho y conseguir desinfectar de una forma más profunda.

Evitar que la mampara acumule cal y el moho

La cal es un elemento que se puede acumular en toda la mampara en general por su uso constante, especialmente en determinadas zonas en las que tiene una presencia muy alta en el agua. Lo mejor para evitarlo es la constancia, es decir, enjuagarla y limpiarla cada vez que usemos la ducha. Si esto no es posible porque lleva demasiado trabajo, hay que hacer la limpieza por lo menos una vez a la semana.

El moho y otros agentes como los hongos pueden proliferar en el cuarto de baño con cierta facilidad, ya que hay un ambiente húmedo muy propicio para su crecimiento. Lo que debemos hacer para evitarlo es tener una buena ventilación diaria, algo que es tan sencillo como mantener las ventanas abiertas. Si el baño no cuenta con este elemento y es demasiado cerrado, es posible incorporar extractoras de baño que ayuden a retirar el vaho que se genera con el agua caliente. Con estos gestos tan sencillos, la limpieza será más fácil y llevadera.