Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Los calentadores Junkers se han ido convirtiendo en una de las opciones más populares en la actualidad. No obstante, al igual que sucede con otros equipos que puede haber en el hogar, estos no están exentos de problemas que puedan afectar su correcto desempeño y funcionamiento. Por eso, a continuación, vamos a contarte acerca de las principales razones que pueden estar llevando a que tu calentador Junkers no encienda y cuáles son las posibles soluciones para cada uno de los casos. 

1. Hay un bloqueo en el klixon de rearme manual 

Uno de los problemas más comunes que suele aparecer y que afecta especialmente al calentador Junkers tiene que ver con la aparición de bloqueos en el klixon de rearme manual, en los casos en los que el calentador cuenta con este. 

¿Por qué puede haber un bloqueo en el klixon de rearme manual?

Cuando el problema que está afectando al calentador Junkers tiene que ver con un bloqueo de esta índole, esto puede deberse a que el klixon puede haber saltado tras la alteración de un parámetro determinado. Cuando ese parámetro vuelve, posteriormente, a la normalidad, es necesario que se genere un rearme manual del botón, debido a que, de lo contrario, el calentador puede no ser capaz de encender los quemadores. 

Pero, además, es común que el klixon esté averiado por el paso del tiempo, por un uso incorrecto o por falta de mantenimiento, Si esto pasa, es esperable que salte sin razones aparentes. 

Posible solución a un bloqueo en el klixon de rearme manual

Siguiendo lo mencionado con anterioridad, si lo que está afectando al calentador Junkers es el klixon y este ha saltado por una alteración, es necesario volver a armar manualmente el botón después de que el parámetro afectado ha vuelto a la normalidad. Si lo que pasó es que el klixon está averiado, será necesaria una reparación profesional o un reemplazo por repuesto. En cualquiera de estos dos casos se recomienda que la tarea sea llevada a cabo por un técnico profesional. 

2. Problemas con la boquilla

Una de las partes fundamentales de los calentadores Junkers tiene que ver con las boquillas. Estas tienen la función de regular el flujo de gas que pasa en el equipo hacia el quemador, a fin de provocar la llama. A veces, los problemas en las boquillas pueden llevar a que el calentador no encienda.

¿Por qué puede haber problemas en las boquillas?

Una de las causas más frecuentes cuando el problema en el calentador Junkers viene de las boquillas suele ser que estas están sucias u obstruidas, evitando que el calentador pueda encender los quemadores. Pero además puede pasar que la boquilla que se está usando no sea la adecuada para el tipo de gas que se tiene en la vivienda. En este último caso, hay que identificar que la boquilla para gas butano tiene un diámetro específico, del mismo modo que sucede con la necesaria para gas natural y para gas propano. 

Posible solución a problemas con la boquilla 

En el primer caso, si las boquillas no están funcionando bien porque están sucias u obstruidas, lo que se debe hacer es una buena limpieza que permita eliminar todos los restos de suciedad, antes de volver a encender el calentador. No obstante, si el caso es que la boquilla no es la adecuada para el tipo de gas de la vivienda, lo que se recomienda es contactar a un técnico que pueda identificar el tipo de gas que se tiene en la vivienda y elegir las boquillas más adecuadas para cada caso. 

3. Daños en la membrana de encendido 

Junto con las anteriores, una de las causas más comunes que puede llevar a que el calentador Junkers no enciende tiene que ver con daños en la membrana de encendido. De lo que se trata es de la membrana del mecanismo de encendido automático. 

¿Por qué puede haber daños en la membrana de encendido?

Esta pieza, que es indispensable para el funcionamiento de un calentador Junkers, puede dañarse por distintas razones. A veces se endurece con el paso del tiempo, impidiendo que su desempeño sea el esperable. Pero también puede pasar que se perfore por falta de mantenimiento o por envejecimiento del material. 

Posible solución a daños en la membrana de encendido 

En el caso de que esto sea lo que le está sucediendo al calentador Junkers, lo más común para resolverlo suele ser sustituir la membrana. Si bien es cierto que es un trabajo que debe necesariamente ser llevado a cabo por un técnico especialista, una de las ventajas de ello es que es una pieza que no es costosa y que puede cambiarse fácilmente, garantizando otra vez el buen funcionamiento del calentador. 

4. Problemas en el termopar

Para terminar, otro de los problemas que puede afectar a un calentador Junkers y que puede impactar en su capacidad de encendido tiene que ver con los problemas en el termopar. El termopar es el que se encarga de hacer llegar el gas hasta el piloto. Además, es el que trabaja detectando la presencia o la ausencia de una llama en el quemador. 

¿Por qué puede haber problemas en el termopar?

Una de las principales razones por las que el termopar puede no funcionar correctamente tiene que ver con la suciedad en su punta o con que esta esté averiada. Esto puede llevar a que el gas no pueda llegar correctamente hacia el piloto, evitando que el calentador encienda adecuadamente. 

Posible solución a problemas en el termopar

Si el problema que se detecta en el calentador Junkers es este, puede ser suficiente en muchos casos con una buena limpieza que permita que el termopar vuelva a funcionar correctamente. No obstante, a veces el termopar puede estar directamente averiado, para lo que será necesario proceder a su cambio por uno nuevo. Es un trabajo para el cual será necesario acudir a un técnico que pueda realizarlo de la forma indicada para el caso.