Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

A lo largo del tiempo, el aire acondicionado ha ido reemplazando cada vez más a otros dispositivos tradicionales de climatización con el fin de generar ambientes más agradables dentro de los hogares en los momentos de temperaturas extremas, tanto por el frío como por el calor. No obstante, al igual que sucede con cualquier equipo que se pueda instalar en el hogar, el aire acondicionado también puede presentar determinadas fallas que lleven a que su funcionamiento no sea el adecuado. En esta ocasión, queremos hablar particularmente de esos casos en los que se observa que el aire acondicionado se enciende pero que no echa aire. Te contamos las principales causas y soluciones vinculadas a este problema. 

1. Problemas en el funcionamiento de los filtros

 Como sabemos, los filtros del aire acondicionado son los que se encargan particularmente de impedir que la suciedad y el polvo puedan ser absorbidos por el evaporador e impulsados posteriormente hacia la habitación. Pero, a veces, estos pueden no estar funcionando de la forma correcta.

¿Por qué puede haber problemas en el funcionamiento de los filtros?

Teniendo en cuenta el rol que cumplen, sucede a veces que los filtros empiezan a acumular suciedad, especialmente si no se llevan a cabo tareas de mantenimiento adecuadas. Cuando esto pasa, es normal que los filtros empiecen a funcionar cada vez menos y se empiecen a obstruir, evitando el paso del aire. Cuando el aire no puede pasar e ingresar, tampoco puede salir. Por eso, si el aire acondicionado no echa aire pese a estar encendido, esto puede deberse a que los filtros ya están sucios y obstruidos.

Posible solución a problemas en el funcionamiento de los filtros

Si el problema en el funcionamiento del aire acondicionado fuera este, la solución más clara y efectiva tiene que ver con limpiar los filtros. Es muy importante retirarlos con cuidado para poder llevar a cabo una limpieza eficaz y profunda que los deje como nuevos, volviendo a encender el aire acondicionado después a fin de comprobar si su funcionamiento ha mejorado.

2. Falta de gas

En segunda instancia, otra de las causas que puede generar que el aire acondicionado se encienda pero no eche aire tiene que ver con la falta de gas. Es uno de los problemas más fáciles de resolver. 

¿Por qué hay falta de gas en mi aire acondicionado?

Para entender esto es necesario pensar como en el caso de los vehículos. Cuando un vehículo se ha quedado sin combustible no puede funcionar. Lo mismo sucede con el aire acondicionado que necesita de gas para poder trabajar adecuadamente. Cuando empieza a perderlo, puede ir reduciendo su efectividad hasta dejar de funcionar.

Hay que tener en cuenta que el gas, al circular por el circuito del aire acondicionado en forma de bomba de calor, es el encargado de calentar el evaporador de la unidad interior. Así, logra que el aire se caliente al pasar a través de él. Cuando falta gas en el aire acondicionado, este no es capaz de obtener la temperatura necesaria en el evaporador. 

Posible solución a la falta de gas

En caso de que se haya detectado que este es el problema que el aire acondicionado está teniendo, lo que se debe hacer es volver a llenar el depósito de gas. Muchas veces, dependiendo del equipo, se recomienda que esto sea hecho por un especialista a fin de garantizar la máxima seguridad en la operación. 

3. Daños en la placa de control

La placa de control es indispensable para que el aire acondicionado funcione correctamente. Cuando esta se rompe o empieza a manifestar problemas en su desempeño frecuente, puede ocasionar que el aire acondicionado no encienda o que encienda pero no eche aire.

¿Por qué se producen daños en la placa de control?

Distintas son las razones que pueden llevar a que la placa de control del aire acondicionado se dañe. Una de las más comunes y que sucede con frecuencia tiene que ver con las subidas repentinas de la tensión eléctrica, capaces de dañar a distintos electrodomésticos y equipos. Pero, además, si la placa es muy antigua porque el aire acondicionado ya tiene varios años, puede dañarse simplemente por el uso y el paso del tiempo.

Posible solución a daños en la placa de control

Si ya se han descartado los problemas mencionados con anterioridad y se considera que el conflicto puede ahora radicar en la placa de control, lo que se debe hacer es acudir a un técnico especialista. Este es el que se encargará de revisar la placa y de hacer las reparaciones necesarias. En ocasiones puede llegar a ser necesario reemplazar la placa por una nueva. 

4. Problemas en el ventilador de la unidad interior 

El ventilador interior es una de las piezas fundamentales de todo aire acondicionado. Esto se debe a que es el que se encarga en particular de mover el aire, a la vez que es el que en verdad hace que ese aire sea impulsado desde el equipo con dirección a la habitación, generando el efecto de climatización deseado de acuerdo a la época del año en que se está. Cuando este ventilador no funciona, el aire acondicionado puede encenderse pero puede tener problemas para echar aire.

¿Por qué se producen problemas en el ventilador de la unidad interior?

Distintas son las causas que pueden llevar a que el ventilador de la unidad interior del aire acondicionado no funcione correctamente. Una de las más frecuentes es el tiempo, ya que este puede ir perdiendo efectividad en la medida en que todo el equipo adquiere tiempo de uso. Pero, además, a veces el ventilador interior puede manifestar problemas para funcionar bien si se ha acumulado polvo o suciedad en general en el interior del equipo.

Posible solución a problemas en el ventilador de la unidad interior

En caso de detectar que este es el problema que está afectando el funcionamiento del aire acondicionado, puede ser necesario acudir a un técnico especialista. Este es el que se encargará de hacer las revisiones y reparaciones correspondientes, a la vez que puede sugerir reemplazar el ventilador en caso de ser necesario.