Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Que se estropee el aire acondicionado del coche puede convertirse en un problema grave, sobre todo en los meses de verano. A continuación te contamos por qué puede fallar el aire acondicionado, las principales causas y las soluciones a tener en cuenta para arreglar este tipo de problemas. Sigue leyendo para conocer los mejores consejos y recomendaciones para arreglar los problemas con el aire acondicionado.

1. Problemas con el compresor del aire acondicionado

Uno de los problemas más comunes que presentan los aires acondicionados tiene que ver con su compresor. Te contamos por qué pasa y cómo solucionar este problema.

Por qué suceden los problemas con el compresor del aire acondicionado

Se trata de la parte mecánica básica y por tanto se puede averiar. En estos casos el circuito del aire acondicionado deja de funcionar. En muchos casos percibirás ruidos desde los conductos de ventilación. Estas averías pueden afectar al propio compresor y también a sus válvulas.

Cómo arreglar los problemas con el compresor del aire acondicionado

Lo primero será revisar si el problema viene del compresor o de las válvulas. Si se trata del compresor tendremos que arreglar esta pieza mientras que en el caso de las válvulas lo mejor será sustituirlas.

2. Problemas con el filtro del aire acondicionado

Otro problema bastante común del aire acondicionado tiene lugar con el filtro de este dispositivo. Te contamos por qué pasa y cómo arreglar estos problemas.

Por qué suceden los problemas con el filtro del aire acondicionado

Los filtros del aire sirven para limpiarlo de impurezas, tal y como nos han explicado los profesionales del mundo del motor de Automotorizados, quienes nos han asistido sobre cómo arreglar los problemas con el filtro del aire acondicionado. Esto quiere decir que con el paso del tiempo la suciedad se puede ir acumulando y puede taponar el filtro de forma total o parcial.

Cómo arreglar los problemas con el filtro del aire acondicionado

Si tenemos problemas con el filtro del aire acondicionado lo mejor que podemos hacer es limpiarlo y sustituirlo. Es una inversión que vale la pena, según los expertos, si queremos volver a disponer del aire acondicionado seguro y eficiente en nuestro vehículo.

3. Fallos eléctricos con el aire acondicionado

También son comunes los fallos eléctricos en el aire acondicionado. Sigue leyendo para conocer por qué suceden y cómo puedes arreglar los fallos eléctricos en el aire condicionado.

¿Qué fallos eléctricos presenta el aire acondicionado?

El aire acondicionado puede fallar por diferentes averías eléctricas. La primera de ellas puede ser que existan problemas con el fusible que controla el aire.

Cómo arreglar los problemas eléctricos en el aire acondicionado

Si el fusible está fundido podrás cambiarlo de manera muy económica por un euro o menos. Debemos tener en cuenta que los fallos eléctricos no afectan al compresor, ya que este se ve impulsado por el motor del vehículo, pero que sí afecta a los ventiladores que impulsan el aire por el circuito del coche.

4. Problemas con el refrigerante del aire acondicionado

Otro de los problemas más comunes que nos vamos a encontrar en un aire acondicionado son los problemas con el refrigerante. Te contamos en qué se basan y cómo solucionarlos.

Qué problemas existen con el refrigerante

El refrigerante puede perderse pero no se consume. De esta manera, si existe un problema de falta de gas refrigerante no bastará con recargarlo, sino que habrá que resolver el problema. Lo más normal en estos casos es que si solo lo recargamos en una hora el aire acondicionado vuelva a dejar de funcionar.

Cómo arreglar los problemas con el refrigerante

Para solucionar estos problemas debemos detectar la fuga y repararla. La fuga puede encontrarse en el depósito de gas o en el sistema de conductos. La última es la opción más común. Debemos revisar el circuito y valorar dónde se está produciendo la fuga. Además, debemos tener en cuenta que si el aire acondicionado tiene un olor extraño lo mejor que podemos hacer es llevar el coche al taller para que sea un profesional competente el encargado de revisar todo el circuito. Una vez detectada y reparada la fuga sí podremos recargar el circuito, teniendo en cuenta que la presión de gas debe ser siempre la de la carga original porque si disminuye volverán a haber fugas.

5. El aire acondicionado del coche huele mal

Finalmente, otro de los problemas principales que reportan muchos usuarios con su aire acondicionado es que este sistema de ventilación huele mal. A continuación te contamos por qué pasa y cómo arreglar este problema.

Por qué huele mal el aire acondicionado del coche

En alguna ocasión seguro que has subido a algún vehículo antiguo y has percibido un olor desagradable al encender el aire acondicionado. Este mal olor procede del sistema del aire acondicionado, que con el paso del tiempo habrá ido acumulando suciedad, humedad, moho y bacterias en los conductos.

Si bien los sistemas de aire acondicionado de los coches están diseñados para minimizar este tipo de acumulaciones de humedad, en algunos casos es imposible conseguirlo porque se trata de un espacio en el que se concentran líquidos y aires fríos. Lo desagradable es que estas acumulaciones después se envían de manera directa al interior del coche.

Cómo solucionar los malos olores por el aire acondicionado

Para arreglar estos problemas recomendamos usar la calefacción eventualmente para conseguir eliminar el exceso de humedad que suele provocar el uso del aire acondicionado en los conductos. Ahora bien, para solucionar de verdad el problema es recomendable desmontar completamente este sistema, secarlo y limpiarlo por completo. Esto supone un coste largo de tiempo si lo haces tu mismo y de dinero si llevas el coche al taller, pero es la mejor alternativa para dejar tu vehículo como nuevo.

Ahora bien, si no quieres invertir tanto tiempo ni dinero en este procedimiento, te recomendamos adquirir purificadores para tu coche. Los purificadores cuestan alrededor de cien euros y sirven para combatir los malos olores del aire acondicionado, los olores corporales producidos por los hongos y otros problemas de bacterias en el aire acondicionado del coche. Además, son sistemas seguros porque funcionan con generadores de iones o de ozono.