Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

En todo hogar y especialmente en aquellos en los que viven varias personas, la lavadora es una de las grandes aliadas de la vida cotidiana. No solamente permite ahorrar mucho tiempo en tareas domésticas, permitiendo una mayor libertad para otras actividades, sino que, además, cuida la ropa de las personas y la deja en buen estado para que pueda durar por más tiempo. En este sentido, la lavadora Balay se ha vuelto una de las preferidas en el mercado hoy en día, con múltiples funciones e innovaciones tecnológicas que las hacen efectivas. 

A pesar de ello, al igual que sucede con otros equipos que se pueda tener en el hogar, la lavadora Balay no está exenta de sufrir ciertos problemas eventualmente. Uno de los más problemáticos es cuando el equipo deja de centrifugar. Por eso, a continuación, te vamos a contar qué puede estar pasando y qué debes hacer cuando tu lavadora Balay no centrifuga.

1. La carga está mal distribuida 

El primer problema al que queremos hacer referencia en la actualidad no tiene que ver con inconvenientes en el funcionamiento de la lavadora Balay en sí misma, sino que hace referencia a la forma en que esta es utilizada en la vivienda. En este sentido, un error muy común que suele aparecer tiene que ver con que la carga de la lavadora está mal colocada, impidiendo que esta pueda cumplir con todas sus tareas como es previsto. 

¿Por qué la carga está mal distribuida?

Básicamente, podemos decir que muchas veces la lavadora se pone en funcionamiento sin tener mucho tiempo antes para dedicar a la forma en que la ropa es colocada en su interior. En este sentido, es común que se coloque demasiado relleno o que la carga se ubique completa en una parte de la lavadora, impidiendo que esta actúe correctamente. 

Posible solución a cuando la carga está mal distribuida

Al no tratarse de un problema técnico sino más bien de uso, lo que se debe hacer es redistribuir las cargas para que la lavadora pueda actuar correctamente. Además, es muy importante evitar cargar la lavadora en exceso, ya que esto puede deteriorar todas sus funciones, haciendo no sólo que la máquina no centrifugue bien, sino también provocando que la ropa no quede lo suficientemente limpia.

2. Problemas con la bomba de agua

En segundo lugar, si una lavadora Balay no centrifuga, esto puede estar relacionado con la existencia de problemas en la bomba de agua. Esto puede verse especialmente si cuando el programa de lavado finaliza y el equipo es abierto, se ve que queda agua residual. Si esto pasa, puede estarse debiendo a daños en la bomba.

¿Por qué pueden darse problemas en la bomba?

Habitualmente, los problemas en la bomba de una lavadora suelen estar vinculados a una falta de mantenimiento. Cuando el equipo se usa por mucho tiempo sin tener los cuidados necesarios y sin realizar limpiezas que puedan mantenerlo en buen estado, puede pasar que la bomba empiece a funcionar mal. Además, a veces, esta puede verse obstruida por suciedad que pasa hacia ella, provocando que los flujos de agua no sean los adecuados. 

Posible solución a problemas en la bomba

En caso de que el problema se encuentre en la bomba de agua, es posible que sea suficiente con una buena limpieza que permita desbloquearla. En caso contrario, se puede necesitar de una reparación profesional.

3. Daños en el motor

Ciertamente, dentro de los distintos problemas que pueden aparecer y que pueden llevar a que la lavadora no centrifuga correctamente, uno de los más complejos tiene que ver con daños en el motor. Esto puede verse especialmente en los casos en los que el equipo deja repentinamente de centrifugar o lo sigue haciendo pero a una velocidad que es muy inferior a la frecuente. Si esto pasa, el problema está en el motor o en las escobillas.

¿Por qué se dan daños en el motor?

Al igual que sucede en otros casos, los daños en el motor pueden deberse a distintas cosas. En la mayor parte de los casos tienen que ver con una falta de mantenimiento que hace que su vida útil se reduzca considerablemente. 

Posible solución a daños en el motor

A diferencia de lo que pasa en otros casos, cuando el problema que lleva a que la lavadora no centrifugue tiene que ver con daños en el motor, lo único que se podrá hacer es llamar a un técnico especialista que pueda realizar las reparaciones necesarias. Además, en caso de que el daño se pueda considerar irreparable, es necesario indagar en la posibilidad de cambiar el motor del equipo o acceder a uno nuevo.

4. Falta de corriente

Finalmente, queremos hablar de otra razón que puede estar llevando a que tu lavadora Balay no centrifugue y que también es uno de los problemas más sencillos de resolver, aunque no depende necesariamente del usuario. Tiene que ver con la falta de corriente. 

¿Por qué puede haber falta de corriente?

A veces, la persona simplemente ha olvidado conectar el equipo antes de intentar ponerlo en funcionamiento. En otros casos, puede pasar que esté cortado el servicio de electricidad de la vivienda directamente. En ambos casos las comprobaciones son sencillas, debido a que solamente se va a necesitar ver si la lavadora está efectivamente conectada al enchufe y, en el segundo, se deberá verificar en la casa si hay suministro eléctrico y si el nivel de tensión es el adecuado.

Posible solución a la falta de corriente

Si el problema que está llevando a que la lavadora no centrifugue es alguno de los dichos más arriba, las soluciones son simples. Por un lado, se deberá volver a conectar el equipo al enchufe. En cambio, si el problema es del suministro eléctrico, lo que se recomienda es comunicarse con la empresa que provee el servicio a fin de consultar respecto del problema. Además, en este último caso, es muy importante desconectar la lavadora y otros dispositivos antes de que la corriente regrese, a fin de evitar que un cambio brusco pueda llevar a que los equipos se quemen.